Unreleased 2014

by Esconder Micara

supported by
/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

      name your price

     

1.
01:43
2.
03:57

about

Grabación durante Julio 2014 en Santiago de Chile a cargo de Juan José Sanchez, mezcla y masterización a cargo de Roberto Pérez en Alma Recordings. Canciones no editadas.
escondermicara@gmail.com
facebook.com/esconder.micara

credits

released September 1, 2014

tags

license

all rights reserved

about

Esconder Micara Región Metropolitana, Chile

2006, Santiago de Chile

contact / help

Contact Esconder Micara

Streaming and
Download help

Track Name: Ayacucho
Primera sangre,
Romper los fuegos que iluminan
El camino de la guerra milenaria.

El inicio del rito violento,
Luminoso y ardiente sendero a la
Forja de la cuarta espada.

Para hacer la guerra hay que ser filòsofos
Ofensiva estratégica de la revolución.

No existe redenciòn
Sin dolor, sin sufrir
El eco de los muertos en la cárcel de el frontón.

Ofensa de Chusqui, cerco en Ayacucho;
Los perros de la guerra despertando a lima
Entera; máquina perfecta de la guerrilla,
Inteligencia de la revolución.

Asaltar los cielos con la fuerza del fusil
Equilibrio táctico a la toma del poder

Experiencia como forma de escribir la historia.

Salvo el poder, todo el ilusión.
Track Name: Pólen
Cuando vengan por nosotros estaremos lejos de su mundo
ocultos en la noche, de otros aires llenos por dentro.
Cómplices en esquinas ciegas donde es mas fácil golpear y escapar, destruir y marchar.
Hacer del cuerpo una explosión de odio temida pero nunca palpada. Lejos de su mundo, respirando el humo de momentos muertos (desconocidos senderos marcados en el cemento que dejen abiertas las brechas del caos y el deseo).

Cuando vengan por nosotros estaremos lejos de su mundo, ocultos a las miradas de vidrio, invisibles a las leyes de acero.
Agazapados en la fragua del desorden, huyendo en el velo de la noche, usurpando el polen de las flores, y cuando vengan por nosotros ya no estaremos.